Acerca de la Literatura Huiqui

De Literatura Huiqui
Saltar a: navegación, buscar

(en fácil)[editar]

  1. Toda lectura es escritura: todo lector, un escritor.
  2. Los derechos de escritor terminan en el punto inicial de la lectura. A partir de este punto, sólo existen los derechos de lector.
  3. El primer derecho de lector consiste en despojar al escritor de su texto para reescribirlo. Llamaremos a este acto huiquificación, al conjunto de sus producciones literatura huiqui y al derechohabiente, huikritor.
>>Manifiesto de la Literatura Huiqui

(en difícil)[editar]

La intención de la literatura huiqui es, pues, la reescritura. Nada nuevo: Emma Bovary huiquifica a Eugénie Grandet, Leopold Bloom huiquifica a Homero, Pierre Menard huiquifica a Cide Hamete Benegeli. Reescribimos la palabra wiki con hache y cú para manifestar esta intención de reescritura. Las otras intenciones no caben en una sola palabra. Por ejemplo, resucitar el mito barthesiano de la muerte del autor. O colectivizar el texto cual si de un artículo científico se tratara. O seguir el buen ejemplo de las artes plásticas e intervenir, deformar, malversar textos de bien. O contagiarle la gonorrea a la heroína del último Premio Planeta. O pensar el texto como un objeto eternamente inestable, de infinitas versiones, infinitamente traducible a otras o a su misma lengua. O eludir bajo la sábana de un manifiesto la tan adulta responsabilidad de asumir las palabras que uno escribe. O digerir a los clásicos por medio del vandalismo. O expropiar textos malos de autores con demasiado apego por sus regalías. O humildemente aceptar que la mejor lectura es la reescritura, así sea en copia fiel, porque representa una apropiación no sólo intelectual, sino corporal del texto. Busquemos, pues, el burro perdido de Sancho en nuestra fantasía y colguémoslo en literaturahuiki.org, optimicemos a Kafka, infiltremos a Ubú en los cuentos de Isabel Allende, hagamos una versión del Ulises para niños, invirtamos el sentido de los paréntesis de Proust: somos lectores: los textos son nuestros.

>>Introducción a la literatura huiqui en 3.1416 alegatos

Ahora sí: acerca de ésta[editar]

La idea es simple: los escritores suelen escribir agazapados en la soledad de su torre medieval, de donde bajan de vez en cuando para hacerle promoción a sus libros en medios de comunicación clásicos, tele, periódicos, suplementos culturales o si no en redes sociales, desde donde nos abarrotan el medio con mensajes de autopromoción. La literatura huiqui busca proceder de otra manera, pues supone que lectura es escritura y materializa esta idea en un lugar virtual (el huiqui) donde el lector puede romper el tabú que le prohíbe modificar lo que va leyendo. Aquí el lector participa en el proceso creativo del texto literario, ya editando, corrigiendo o sobreescribiendo lo que algún escritor produce cotidianamente, ya reescribiendo colectivamente alguna de sus lecturas. Al primero le llamamos modo jerárquico, y ahí el escritor de turno coordina los cambios y acepta o rechaza las aportaciones de la comunidad. Al segundo le llamamos modo anárquico y en él lectores y escritores son indistinguibles: el texto es producto de un consenso estético, a la manera del consenso de neutralidad al que aspiran los artículos de la Wikipedia.

Creación colectiva[editar]

El primer ramal de nuestra propuesta consiste en actualizar experimentos anteriores de escritura colectiva, como el Manifiesto de la Literatura Huiqui o el primer experimento de creación literaria wiki, A Million Penguins en un huiqui en donde puedan nacer, crecer y reproducirse los textos de creación literaria colectiva. El colectivo se declina aquí como gente conectada que viene a asociarse para escribir textos nuevos, reescribir textos ya escritos o ayudarle a alguien que está escribiendo mediante una lectura no sólo de ojos atentos, sino también de lápiz de corrector listo y abierto.

Creación experimental[editar]

El segundo ramal del proyecto consiste en reescribir la tradición literaria. Esto es lo que ya empezaron a hacer los primeros huikritores cuando vinieron aquí a publicar las alteraciones que aportaron a sus lecturas. El buque insignia de esta idea es el Proyecto Pierre Menard, cuyo objetivo es reescribir una novela que contenga exactamente el mismo número de palabras, puntos y comas que el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Para tal efecto apelamos a algunas herramientas de Lingüística Computacional (básicamente programas en Perl y Python) que cotidianamente comparan el número de palabras de nuestra reescritura con la del Quijote de referencia. Dada la magnitud de la tarea, la escritura de este texto es forzosamente colectiva. Apodamos este ramal Pierre Menard, en homenaje a aquel desleído escritor francés que ya en 1934 reescribió algunos capítulos de la magna (y contingente, agregaría Pierre Menard) obra de Cervantes. En la escritura de este post.quijote participan tanto escritores de carne y hueso que gusten aportar su creación al huiqui, como programas experimentales de generación de textos literarios producidos con métodos propios a la Lingüística Computacional.

Creación abierta[editar]

El tercer ramal de este proyecto consiste en someter la propia creación literaria de cada huikritor a este método. Es decir, sustituir el procesador de palabras por el huiqui; venir a escribir en vivo y en directo aquí y ahora; remplazar aquel viejo ciclo de vida de la escritura en soledad, la primera lectura con algunos los amigos o un taller literario y la posterior la peregrinación a los concursos y las editoriales por algo más abierto, transparente y visible: el texto en construcción en manos de sus futuros lectores, capaces de aportar cambios al mismo y de alimentar su vuelo. Quienes hemos pasado, así sea de manera tangencial, por las grandes editoriales sabemos los avatares que el mercado inflige a tanto a los nuevos textos como a los nuevos autores. ¿Por qué no apostar por una creación literaria abierta, colectiva y experimental? Por eso es que en este espacio los huikritores pueden venir a crear su página personal, concentrar aquí sus textos, tanto los terminados como los que están en construcción huiqui, y difundirlos bajo una licencia copyleft que deja a los potenciales lectores la libertad de copiarlos, distribuirlos, remezclarlos, reescribirlos, transformarlos o hasta de publicarlos en su revista o editarlos en su editorial independiente y vender los ejemplares en librerías de prestigio, siempre y cuando respete las condiciones de la licencia, que básicamente consisten en:

  • citar el nombre del autor (o dado el caso de los autores)
  • no reclamar ningún tipo de derechos reservados sobre la obra,
  • propagar la libertad contenida en la licencia, es decir, que las obras derivadas serán también copyleft CC-BY-SA.

Literaturahuiqui.org es luego entonces el lugar donde cualquier autor puede someter su creación literaria a la edición, corrección y coescritura colectiva en ambas modalidades del método: la jerárquica y la anárquica.

En caso de dudas, no dudéis en contactar a los administradores del huiqui: Oswaldo Zavala, Miguel Tapia Alcaraz, @harmodio o Marcos Eymar.